domingo, 8 de septiembre de 2013

¿Quien es Elisa Corcuera Rivadeneira?



Elisa Corcuera Rivadeneira llegó al mundo un 21 de abril de 1922. Su nacimiento fue un acontecimiento muy esperado, sus padres, Don Fernando Corcuera del Castillo y Doña Eugenia Rivadeneira de Corcuera ansiaban desde hacia tres años a su primogénito. En este caso, primogénita. Pero la naturaleza les había negado la paternidad en sus primer y segundo año de matrimonio. Así que cuando al fin, Doña Eugenia quedo en cinta, la familia entera se vistió de fiesta. Don Fernando añoraba un varón que viniera a continuar su estirpe y que algún día ocupara su lugar en los negocios y empresas familiares. Al descubrir que su tan esperado heredero era una niña lo decepcionó al grado de ni siquiera dedicarle una mísera mirada a la pequeña belleza recién nacida envuelta en sabanas que su sufrida esposa abrazaba con vehemencia. Ese sentimiento de desprecio hacia su hija aumentó cuando el doctor y la partera le anunciaron que su esposa no podría volver a ser madre; después de el dificultoso parto había quedado sumamente débil. Otro embarazo la mataría. Don Fernando maldijo desde el primer instante la condición femenina de Elisa y ese sentimiento de rechazo hacia su hija nunca lo abandonaría. Los sentimientos de Doña Eugenia hacia su pequeña recién nacida eran ambiguos. Por un lado, como madre sentía la natural inclinación a amarla por sobre cualquier cosa, a cuidarla y protegerla del mundo entero; y por otro, como esposa, se sentía mancillada por el hecho de no haberle podido dar el tan añorado hijo varón a su esposo, lo cuál la inclinaba al rechazo de la pequeña y desvalida Elisa. El sentimiento bipolar hacia su primogénita y única hija la acompañaría toda la vida.

Y así creció Elisa, en medio de una vida familiar difícil y tormentosa. Su padre nunca tenía para ella la más mínima caricia o demostración de afecto. Su madre la cuidaba y protegía, pero cuando le profería alguna muestra de cariño, de inmediato se retractaba o arrepentía al recordar que por culpa de esa niña su vida matrimonial se había fisurado, su marido jamás sería el mismo con ella, la repudiaba por no poder darle más hijos y porque el único que le dio no era lo que él quería, su tan ansiado varón. La única persona en el hogar Corcuera Rivadeneira que amaba entrañablemente a la pequeña Elisa era su querida nana Soledad, quien le daba todo el amor que sus padres le negaban. Pero eso sí, a pesar de no quererla, si le inculcaban su rancia educación, siendo severos en su formación e implacables en su comportamiento. Elisa tenía que ser una niña modelo. Lo cual procuró ser siempre, buscando de esa manera lograr por lo menos, si ya no el amor, si la aprobación de sus padres.

Pero al cumplir 16 años, todo cambio. Fue presentada en la alta sociedad. Asistía a todos los bailes y eventos importantes de Guadalajara a los que eran invitados sus padres. Había alcanzado la edad que toda mujer espera con ilusión. Ya era toda una mujer y pronto algún galante caballero la cortejaría para desposarla con la bendición de sus padres. Y es entonces que el carácter indómito de Elisa se despierta en su interior. Ella no quería un matrimonio arreglado por sus padres; no estaba interesada en casarse con un estirado joven desabrido y lúgubre, y todos los candidatos que sus padres aprobaban eran así.


Elisa quería casarse con un hombre que la amará. Ella quería conocer el amor. Los estrictos requisitos que sus padres buscaban en su futuro marido a ella le importaban poco menos que un bledo. Por lo que su carácter rebelde se removió en sus entrañas y emergió fuerte y claro.

Aficionada al cine y a la literatura, las ilusiones de Elisa crecían haciéndola soñar con un amor que rompiera esquemas y traspasara limites. El joven Jorge Negrete y sus románticas películas la hacían suspirar. Los poemas de amor, soñar; principalmente ese tan trágico y dramático, el del poeta suicida, Manuel Acuña: “Nocturno a Rosario”. Todas las noches repetía sin cesar sus sentidas y dolorosas estrofas: Pues bien, yo necesito decirte que te amo, decirte que te adoro con todo el corazón, que es mucho lo que sufro, que es mucho lo que lloro, que ya no puedo tanto y al grito que te imploro, te imploro y te habló en nombre de mi ultima ilusión… Un amor así, intenso y desesperado es lo que el sensible y soñador corazón de Elisa añoraba.

Un año entero pasó desde su primer baile oficial en sociedad. Ni un solo pretendiente la había cautivado. La paciencia de su padre se agotaba, Elisa rechazaba a todo brillante y conveniente joven que se le acercaba. Pero a ella su padre y sus exigencias la tenían sin cuidado, no se casaría con nadie que su corazón no aprobará. Ya lo había decidido y ni su inclemente padre podría hacer algo al respecto, ella solo reaccionaria cuando su alma vibrará dentro de su pecho al sentir el delicado roce de unos fuertes y gentiles dedos masculinos en sus frágiles manos. Solo así, si no, nada. Y Dios sabe que lo cumplirá, la tenaz determinación de Elisa es inquebrantable. A pesar de parecer débil y sumisa en la superficie, en su interior bulle una pasión desorbitante y un enérgico carácter, a su corta edad Elisa es una mujer de convicciones y decisiones, cuando quiere algo no hay poder humano que la convenza de lo contrario.

Elisa Corcuera Rivadeneria es una mujer con ideales y pensamientos muy adelantados a su época. A pesar de las restricciones y de la estricta educación que recibió toda su vida, ella tiene una idea diferente y poco convencional de su presente y su futuro. A fuerza de voluntad se ha forjado carácter y temple. Hasta ahorita no ha tenido que utilizarlos, pero antes de lo que se imagina el destino pondrá a prueba esa fuerza y determinación que han forjado su irreverente carácter. Pronto un hombre diferente aparecerá en su vida, alguien completamente distinto a los que ha conocido hasta ahora, sólo él logrará encender su alma y conquistar su corazón. El amor entrará en su vida intempestivamente trastocándolo todo a su paso, inundando de romance su existencia y poniendo a prueba el temple y el carácter que tan orgullosamente ostenta.

Elisa conocerá a Damian… y su vida jamás volverá a ser igual.

11 comentarios :

  1. ay q ya la quiero .... yo de grande quiero ser como ella ... toda una mujer de caracter fuerte tenas y sobre todo con valores ... una tipica MEXICANA ... amiga me encanta saber de Elisaa simplemente nos empieza a enacariñar ...TU ELISA sin duda alguna se encarnara en la piel llegara a las venas y quedara en los corazones ... por lo menos en el mio asi lo hará y no creo q sea la unica .... ahora a esperar por el galanazo de Damian!!!!

    tkm y de nuevo mil gracias por TODO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga hermosa, muchísimas gracias por tus palabras, como siempre apoyandome en todo, mil gracias, tu amistad es invariable!!!!
      Elisa se nos meterá en el alma, lloraremos, reiremos, amaremos con ella, será imposible no simpatizar con su corazón rebelde y entregado!!!!
      Gracias a tí, siempre
      besos mi flamante amiga y RP

      Eliminar
  2. No tengo palabras. Esperamos a conocer a Damian.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tere, te mando un beso. El miércoles conoceremos a Damian!!!
      saludos

      Eliminar
  3. Me encanta la idea que la novela sea de época, es un giro diferente y me encanta. Así tenia que ser la protagonista de tu historia, una mujer valiente y decidida, lastima que sus padres le negaran su cariño, desgraciadamente en aquella época, y mas atrás todavía, se pensaba así.
    Esta historia se ve muy prometedora y estoy segura que a todos les gustará ;)
    Espero con ansias el empezar a leer.
    Nos leemos en la próxima, saludos y te mando un abrazo grande :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Danita muchísimas gracias por estar conmigo en este nuevo proyecto!!!! Aprecio mucho que me acompañes en esta nueva aventura y me brindes tu sincero apoyo.
      Espero cumplir todas las expectativas, lo que si es seguro es que será un trabajo con mucho cariño...
      Te mando un beso enorme!

      Eliminar
  4. OK!!! ....

    Pero que increíble presentación de Elisa. Pobre chica, que es trágica su infancia y adolescencia. Por no haber nacido hombre. Y pensar que era así el asunto. Wow....

    Me encanto. Espero con muchas ganas ver que onda con Damian ....
    Felicitaciones Kriss. No hay nada mejor, bueno por lo menos para mi, que mezclar hechos históricos en una novela de amor. Le da un pluss :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus porras Bel.. Aquí andamos intentando hacer algo bien hecho, como siempre echando todos los kilos y la ganas... Te mando un beso enorme preciosa, y mañana conoceremos a Damian!!!
      Concuerdo contigo, hechos históricos y romances, una gran combinación... besitos mil nena

      Eliminar
  5. Me encantan los dos personajes y me parece que su historia va a ser maravillosa!!!

    Deseando comenzar la lectura!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel, hermosa, muchas gracias por tus palabras... Será una historia intensa, pero sobre todo, con mucho amor!!!

      Eliminar
  6. Excelente Historia, me ha dejado un "buen sabor de boca". De hecho al estarla leyendo llegaron a mi cabeza escenas de otra época, de oro, solo por ponerle un nombre. Muchas Felicidades. Espero sigas escribiendo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar